Ecomaternal

Recursos, ideas y experiencias sobre maternidad, crianza, salud, educacion, ecologia

No al castigo fisico y al autoritarismo 20 junio 2010

Filed under: Propuestas educativas — ecomaternal @ 5:00 pm

Antes de ser madre me consideraba una persona bastante pacifista. Me oponía a la violencia y al autoritarismo, pero aun así seguía teniendo una serie de creencias y costumbres que no consideraba negativas porque para mí no eran ni violencia ni autoritarismo sino educación : cuando un niño “se lo merecía” pensaba que no venía mal castigarlo o darle un cachete o un azote. Es normal en nuestra sociedad, y así me habían criado: te portas mal o desobedeces, te mereces un castigo. Por suerte en mi familia  no se recurría mucho a este tipo de cosas y pasó muy pocas veces. Pero las justificaba pensando que era cierto que ese día me lo merecía y muchas veces pensé al ver a niños con problemas de conducta que realmente sus padres les tenían que castigar más…

Eso era antes de ser madre y de darme cuenta de que quería tanto a mi hijo que no quería tener jamás ese tipo de comportamiento con él. Pero claro, no es lo mismo la teoría que la práctica y no es fácil deshacer de golpe cosas que hemos asimilado desde siempre y que transmitimos generación tras generación desde hace siglos o más. Hay momentos realmente duros en los que es muy difícil mantener la calma y no castigar ni pegar a nuestro hijo. Pero somos adultos y padres, y es nuestro deber hacer lo mejor por él. Por suerte leí varios libros que me ayudaron a entender el comportamiento de mis hijos y a conocer las consecuencias negativas que nuestro comportamiento puede tener. Quiero compartir aquí estos datos para que puedan servir a otros padres.

La ciencia de ser padres, Margot Sunderland : se trata de un libro imprescindible para padres y futuros padres porque explica con pruebas científicas el comportamiento de bebés y niños y las consecuencias del entorno en el que viven. Habla entre otras muchas cosas del peligro que representa dejar llorar a los bebés, de la razón de ser de las rabietas, etc. Me sigue sorprendiendo que no se hable más de este libro en el mundo de la crianza natural…

  • ♦ Gran parte del cerebro infantil se desarrolla después del nacimiento.
  • ♦ En los primeros años de vida, las conexiones se establecen muy rápido. Su cerebro se amoldará al mundo que le rodea.
  • ♦ Al nacer y durante los primeros años el niño está dominado por su cerebro inferior y necesita nuestra ayuda para controlar sus emociones e impulsos primitivos porque no puede hacerlo él solo.
  • ♦ Un bebé es incapaz de manipular porque la inmadurez de su neocortex no se lo permite.
  • ♦ Debemos ser comprensivos, mantener la calma y ayudarlo a tranquilizarse.
  • ♦ Si no lo hacemos la producción de hormonas de bienestar queda bloqueada. El niño no puede calmarse solo y vive un “infierno hormonal” debido al estrés prolongado. Se activa el circuito del dolor, como si sufriera físicamente.
  • ♦ Si nos enfadamos con él o lo pegamos estamos activando la parte más primitiva de su cerebro en vez de crear conexiones que con el tiempo le ayuden a controlar él solo sus impulsos.
  • ♦ Su cerebro inferior podrá quedar hiperactivado en la vida adulta. Es posible que los sistemas de respuesta al estrés queden programados para presentar reacciones hipersensibles.
  • ♦Podrá sufrir agresividad, depresión, ansiedad, fobias, problemas emocionales, falta de deseo y de entusiasmo, etc.

(Al crecer nuestro hijo su cerebro superior se desarrolla y si puede que aprenda a manipularnos. Entonces hay que aprender a reconocer las rabietas de manipulación. Ya os haré un resumen de este tema más adelante.)

Elever son enfant autrement, C. Dumontreuil-Kremer : educadora Montessori, formadora en comunicación interpersonal. Su libro es fantástico y habla de todas las alternativas que existen en temas de crianza y educación, pero no existe en español.

♦ Los efectos negativos del castigo físico no aparecen solamente con los golpes fuertes y las palizas. Los golpes, aunque leves, perturban el sistema nervioso del niño en pleno desarrollo.

♦ El niño está programado para el apego hacia sus protectores. Si le pegan, podrá asociar violencia y amor.

♦ El niño aprende que es normal usar la violencia para resolver conflictos, le cuesta más sentir empatía.

♦ Estropeamos la relación, nuestro hijo pierde confianza en nosotros.

♦ Los golpes son una agresión, en caso de agresión el cerebro produce hormonas del estrés que permitirán huir o luchar. Esas hormonas se vuelven contra su propio organismo y atacan las neuronas. El sistema inmunológico queda neutralizado, tendrá más posibilidades de enfermar.

♦ Si el castigo físico es repetitivo el niño vivirá en un estado de estrés e inseguridad permanente, por lo que le costará llevar a cabo tareas que requieran el uso de su neocortex (concentracion, aprendizaje, creatividad, etc.). Lo mismo pasa si se convierte en un receptor sistemático de críticas, ordenes y amenazas.

Otro libro muy interesante para ayudarnos a denunciar de una vez por todas el castigo físico y el autoritarismo es “Los padres perfectos no existen” de Isabelle Filliozat. Nos invita a una introspección para superar nuestra propia educación y no repetir los mismos errores. Gracias a este libro nos damos cuenta de que nuestros hijos nunca “se lo merecen” porque siempre hay algo que explica su comportamiento y nuesta reaccion…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s