Ecomaternal

Recursos, ideas y experiencias sobre maternidad, crianza, salud, educacion, ecologia

Lo que todas debemos saber 2 febrero 2009

Para tener éxito con la lactancia materna exclusiva y prolongada

 

Lo que todas deberíamos saber antes de dar el pechoP6160645

 

  • – El pecho se da a demanda, es decir siempre que el bebé lo pida, porque es la única manera de asegurar un equilibrio entre producción y demanda.
  •  
  • – No es siempre fácil saber cuándo el bebé quiere mamar. Ante la duda ofrécele el pecho. El sabrá si necesita mamar o no.
  •  
  • – Cuanto más mame el bebé, más leche produces y si dejas que mame el tiempo y las veces que necesite siempre tendrás leche suficiente.
  •  
  • – La consistencia y la composición de la leche varían con el paso del tiempo e incluso durante una misma toma por lo que tu bebé siempre tiene lo que necesita.
  •  
  • – La leche que más sacia llega al final de la toma de cada pecho por lo que tienes que dejar que suelte él sólo el primer pecho antes de ofrecer el segundo, y no siempre lo querrá.
  •  
  • – El bebé no tiene por qué pedir a horas o intervalos fijos.
  •  
  • – Las tomas no tienen por qué durar el mismo tiempo, el bebé puede estar media hora a veces y otras unos minutos.
  •  
  • – Puede que haya días en que se pase mucho tiempo mamando, incluso horas y horas. Es normal, lo hace para aumentar tu producción cuando tiene un pico de crecimiento.
  •  
  • – Si quieres asegurar una buena producción de leche debes dejar que tu bebé mame durante la noche.
  •  
  • – Lo más práctico para los dos es que compartáis habitación o incluso cama, para que no tenga que despertarse del todo cuando quiere mamar ni tú levantarte varias veces. Así descansaréis mejor los dos.
  •  
  • – No sólo mama porque tiene hambre, también lo hace para calmarse, porque se siente más seguro contigo, para dormir, por necesidad de succión, etc.
  •  
  • – Usar pezoneras que no permiten el contacto directo de la boca del bebé con el pezón reduce la producción de leche.
  •  
  • – Si das un biberón dejarás de producir esa cantidad de leche.
  •  
  • – Los chupetes y las tetinas confunden al bebé y puede que no mame correctamente.
  •  
  • – Los bebés que toman sólo pecho no tienen por qué tener deposiciones a horas fijas.
  •  
  • – Al principio, tendrá deposiciones después de cada toma, luego puede que pasen varios días sin que haga caca pero no significa que el bebé esté estreñido. La leche materna se asimila mucho mejor que la de vaca por lo que tiene menos desperdicio.
  •  
  • – Hasta los 6 meses no hace falta darle nada más que tu leche a tu bebé e incluso puedes seguir más tiempo, durante el primer año un bebé no suele necesitar nada mas que tu leche. Siempre que veas que tu bebé no se queda con hambre a pesar de las frecuentes tomas puedes seguir con solo pecho, él ya te hará comprender que quiere otra cosa cuando la necesite.
  •  
  • – Al diversificar la alimentación no tienes que darle leche de fórmula a tu bebé y tienes que seguir dándole el pecho como alimento principal.
  •  
  • – Si adoptas o si dejas la lactancia y quieres retomarla es posible dar el pecho, hay que dejar que el bebé mame.
  •  
  • – Se puede amantar con un solo pecho.
  •  
  • – Se puede amantar a gemelos o a dos hijos de distintas edades.
  •  
  • – Al darle el pecho le das a tu hijo tus anticuerpos y tu inminidad. Hasta los seis meses el bebé conserva las defensas que le ha transmitido la madre durante el embarazo y el parto (independientemente de si le da o no pecho) pero después empieza a desarrollar su propio sistema inmunológico y seguir dandole el pecho es de gran ayuda para él. La leche materna es la mejor vacuna que podrá jamas existir.

 

 

 

 

P8090216

 

 

 

No hagas caso si te dicen que:

 

  • Tu leche no vale: has sido capaz de hacer un bebé y darle lo que necesitaba durante la gestación, ¿cómo no vas a poder producir la leche que necesita?
  • Si bebes demasiada agua tu leche será aguada: debes beber lo que el cuerpo te pida y seguramente al principio tengas mucha sed.
  • Si das a menudo el pecho no es bueno para el estómago de tu bebé: la leche materna se digiere mucho antes que la artificial y se asimila muy bien dado que está especialmente diseñada para el bebé.
  • Debes dar el pecho cada tres horas: eso vale para el biberón pero dar pecho y dar biberón son dos cosas que no tienen nada que ver.
  • Debes darle algún biberón de ayuda para que aguante las tres horas o la noche: eso es el comienzo del fin y el primer paso para que empieces a producir menos leche y poco a poco te quedes sin nada.
  • Si tu bebé devuelve es por culpa de tu leche: no tiene que ver, depende de la madurez del aparato digestivo del bebé y puede que al pasar al biberón sea aun peor. Incluso en caso de reflujo gastroesofágico muy importante los especialistas aconsejan seguir con la lactancia materna.
  • Si coge mucho peso es porque tu leche tiene demasiada grasa o si no coge suficiente peso tienes que dejar el pecho y darle biberón: tu leche tiene la composición ideal para cada etapa de crecimiento de tu bebé. Hay bebés criados con pecho que se ponen muy gorditos pero eso no es malo y al contrario otros están por debajo de la curva de peso estándar sin que implique problemas de crecimiento.
  • Tienes que darle agua u otras bebidas y sólidos antes de los seis meses porque con tu leche no tiene suficiente: hasta los seis meses un bebé sano no necesita absolutamente nada más, e incluso puede que hasta el año.
  • Tienes que darle un chupete para que se calme: puede provocar un defecto de succión, es mejor darle el pecho.
  • Debes siempre dar los dos pechos: debes hacer lo que tu bebé te pida, uno o dos, pero nunca decidir tú cuándo tiene que dejar el primero para coger el segundo.
  • Se pasa demasiado tiempo mamando o demasiado poco tiempo: puede que al principio esté mucho tiempo mamando y que después de unos meses saque lo que necesita en unos minutos.
  • Si no hace caca cada día está estreñido: el estreñimiento de los bebés depende de la consistencia de las heces. Los bebés de sólo pecho tienen heces líquidas y es más difícil que se estriñan.
  • Si estas mala no debes dar el pecho: al revés, asi le das tus anticuerpos y lo proteges para que no se ponga malo él también.

 

 

Dar el pecho es práctico y tu leche es el alimento idóneo para tu bebé, pero puede que no sea fácil ni agradable al principio y es muy probable que encuentres dificultades dado que hemos perdido toda la sabiduría ancestral que nos trasmitíamos de generación en generación. Para ayudarte y apoyarte tienes que poder contar con personas que hayan dado sólo pecho, ya sean amigas, familiares o grupos de apoyo a la lactancia materna. Puede ser de gran utilidad tener a mano un sacaleche y lanolina para las grietas al principio. Dicen que las grietas salen por una mala postura pero muchas mujeres sienten dolor en los pezones al principio, incluso después de años de lactancia materna con hijos anteriores.

 

  

Te aconsejo además el libro “El arte femenino de amamantar” de la Liga de la leche, que resolverá casi todas tus dudas.

 

Volver 

 

4 Responses to “Lo que todas debemos saber”

  1. Alicia Says:

    Me encanta cómo lo has escrito, conciso, claro y fácil de entender, con las cosas esenciales que se necesitan saber, ni más ni menos.

  2. ecomaternal Says:

    Gracias!

  3. Miriam Says:

    Esto me hubiera venido bien a mi de perlas al principio. Lo pasé mal y nadie me supo ayudar. Ni siquiera los médicos. Ahora tengo la lactancia establecida con mi niño de 8 meses, muy feliz. Pero, para que veas hasta qué punto es la desinformación de la gente. Hoy dándole el pecho a mi niño, él está con fiebre baja, desde hace 2 días. Y está manando poquito, con lo cual tengo los pechos flojos y cuando le pongo al pecho, mama muy despacito y la bajada de la leche (que yo soy de las que la nota), tarda un pelín más en venir. Mi madre, que lo ve, aún sabiendo todo lo que yo le he explicado, me dice. Pues tendrá que ayudarle con un biberón. ¡Ay dios! la digo, pero no has entendido nada mamá. (Ella nos dió biberones a los tres meses después de una martitis y perdió el pecho). – Que mi leche no se acaba mamá. Si ahora sale menos, es porque el peque necesita comer menos, (de todos modos está ya comiendo comida de todo tipo). Y cuando el niño se ponga bueno y mame más rato y con más fuerza, pues me bajará más leche.- Jejeje, menos mal que ahora puedo hacer este tipo de afirmaciones con seguridad, confianza y tranquilidad. Que ese tipo de comentarios de toda la gente que me rodea me han hundido bastante en más de una ocasión.

  4. xio Says:

    gracias soy mama primeriza y la gente te asusta de trae dudas pero desde el comienzo tendria que haberme escuchado mas , mi corazon estaba diciendome todo esto que ahora ustedes me afirman , y que tranquilidad sbaer que cuando sale menos leche es porque el necesita menos..gracias besos mamis!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s